Preparar una mesa dulce (candy bar)

Las mesas dulces, o candy bar, nacieron a los años 50 en EEUU donde se reunían familiares y amigos y preparaban pequeños dulces y decoraban la mesa para celebrar una bonita boda. Con el tiempo este tipo de celebración también se empezó a ver en cumpleaños, bautizos y otras fiestas, y se extendió a otros países con lo que creció la variedad de dulces y decoración.

Hay dos elementos principales que definen las mesas dulces: los dulces y la decoración.

 

LOS DULCES

Tenemos que tener en cuenta que estas mesas están pensadas para que los invitados estén de pie a su alrededor hablando o bailando y vayan cogiendo sin necesidad de platos ni cubiertos. Por eso siempre ofreceremos pequeños aperitivos que pueden ser dulces o salados.

Magdalenas, cupcakes, galletas, patatas chips, palomitas, mini bocadillos, pastitas de hojaldre saladas, mini bollería… Como ves hay muchísima variedad para todos los gustos.   

Los dulces de caramelo o golosinas no pueden faltar en nuestra mesa, ya que nos darán un toque de color que será fundamental según la temática. Estos estarán presentes en cualquier mesa tanto si la fiesta es para niños como si es para adultos.

LA DECORACIÓN

Primero tendremos que pensar tres cosas fundamentales:

  • A quién va dirigida nuestra mesa (niños o adultos) 
  • Qué vamos a celebrar (boda, cumpleaños, bautizo…)
  • Cuál será la temática (años 80, bailarinas, superhéroes, boda en la playa,…)

 

Con estos tres conceptos empezaremos a montar nuestra mesa siempre con harmonía de color. Todo irá a juego: globos, guirnaldas, flores, mantelería, recipientes, platos,…

Para la composición usaremos varios tipos de recipientes: cajitas, platos, copas, tarros de cristal,…

La mesa en sí puede ser también un carrito, unas baldas, unas cajas de madera, unos baúles,… y jugaremos con diferentes alturas y pedestales para que quede más vistoso y también dar más accesibilidad a los invitados. y pedestales

La personalización será lo que hará que nuestra mesa sea única y más bonita.

Etiquetar las bebidas y poner cartelitos o banderitas en los platos queda muy bien. Puedes decorarlo con la temática de la fiesta y también sirve para describir los platos y así no generar dudas a los invitados. 

Por último, pensaremos en un detallito también personalizado que ofreceremos a nuestros invitados al finalizar la fiesta y con esto vamos a ser un anfitrión perfecto y seguro que recordarán nuestra fiesta durante mucho tiempo.

Comments

  • No comments yet.
  • Add a comment
    HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com